El estratega ha dedicado tiempo a platicar con algunos elementos para que retomen el nivel ante la falta de minutos en Europa.

La falta de minutos de algunos seleccionados con sus clubes es un problema que está en la mente del entrenador del Tricolor, Gerardo Martino, quien durante la actual concentración ha dedicado tiempo para platicar con ellos y hacerlos crecer en confianza. Erick Gutiérrez, mediocampista del PSV Eindhoven, que en el 2019 apenas suma 80 minutos entre los 10 partidos que ha jugado su escuadra, confesó que las palabras del Tata le han servido para renovar ilusiones.

“Es importante la confianza del entrenador, sé que no estoy teniendo minutos, quiero tener más pero estoy trabajando duro y no me voy a rendir”, aseguró. “Es un entrenador que te genera confianza y eso es muy importante para el jugador, que te deje hacer lo que tú sabes, que te dé armas para jugar y eso es fundamental y eso se vio contra Chile”. Ante los chilenos, Gutiérrez volvió a pisar una cancha de juego, algo que no hacía desde el pasado 3 de febrero, en un partido entre el PSV y Fortuna Sittard en el que jugó únicamente 10 minutos.

“He estado muy contento porque tenía mucho tiempo sin jugar, ya lo pude hacer aquí con la Selección aunque sean 20 minutos”, destacó. Sobre la adaptación a las ideas del Tata Martino, el Guti indicó que han ido avanzando en estos días a través de los entrenamientos, pues desde que el Tri llegó a Estados Unidos ha tenido ocho prácticas y un partido amistoso. “Hemos ido entendiendo su filosofía, han sido entrenamientos muy intensos, con mucha concentración. En el primer juego dejamos buenas sensaciones con el estilo del Tata a pesar de que no hemos tenido tantos entrenamientos con él”, agregó. El Tricolor viajó este domingo de San Diego a San Francisco para enfrentar el martes a Paraguay en el segundo partido de esta gira.

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe {
width: 100% !important;
}