El joven Hugo Leonardo Avendaño Chavez fue encontrado muerto, un día después de haber sido secuestrado en la alcaldía Iztapalapa.

Una de sus primas denunció en redes sociales que el seminarista fue privado de su libertad alrededor de las 23:00 h del 11 de junio, cuando se dirigía a la Parroquia Cristo Salvador.

La familia informó su desaparición a las autoridades de la Ciudad de México, que derivó en la activación de su búsqueda, y este miércoles, avisaron a sus seres queridos que lo habían hallado sin vida.

El cuerpo de Leonardo Avendaño fue abandonado al interior de su automóvil con signos de tortura y asfixia, narró su prima. “Por si fuera poco, la burocracia hace de las suyas, llevamos horas y horas de trámites y malos tratos, porque no solo se es víctima una vez, aquí lo eres miles de veces“, denunció.

Daniela Durán aseguró que el seminarista era un hombre de bien, recién graduado de la Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica de la Universidad Intercontinental: “hombre devoto que quería dedicar su vida a Dios, era un chico alegre y lleno de vida, con un futuro brillado, futuro truncado de la manera más horrible posible”.

Con información de López-Dóriga Digital

Fuente: Agencias

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe {
width: 100% !important;
}