SE ECHA EN CONTRA A LA COMUNIDAD POR DEFENDER EL GASODUCTO TRANSCANADA.

Tamiahua, Ver.- En un intento desesperado por desalojar a los manifestantes y ceder a la construcción del gasoducto, Transcanada, la alcaldesa Citlalli Medellín, perdió los estribos y de ser una dama amable se convirtió en una persona grosera a tal grado de amenazar el arribo de fuerzas federales y de grupos antimotines para quitarlos y poner fin a la manifestación. Frente a la posición prepotente y arbitraria de la alcaldesa Citlali Medellín, los manifestantes le exigieron documentos y garantías de que la obra no va a afectar las tierras ni las aguas del mar y claro la alcaldesa solo llevaba su actitud indeseable y la amenaza de que se atuvieran a las consecuencias como si estuviera de parte de Transcanada.

Tal fue su interés por quitarlos que se hizo de palabras con todos los manifestantes y de ser la defensora del bienestar de los pescadores, obreros y habitantes del municipio, estos sospechan que la alcaldesa los ha traicionado.

Los manifestantes, seguirán protestando, debido a que no tienen garantías favorables del impacto ambiental en lo que respecta a la construcción del gasoducto Transcanada, por lo tanto aseguran, no desistirán en su lucha.

Cabe destacar que en el proyecto se invierten 2 mil 600 millones de dólares lo que implica generación importante de empleos en esta región. Con esta obra el Puerto de Tuxpan se pondría en un alto nivel de competitividad y desarrollo al convertirse el centro energético más importante en el nivel estatal y nacional.

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe {
width: 100% !important;
}