Antonio Hernández

Orizaba, Ver.- Una vez más la policía municipal de Orizaba,- que presume de ser la mejor policía de Veracruz- es denunciada por abuso de autoridad en contra de empleados del INEGI (encuestadores) quienes este miércoles a las 8; 30 de la mañana, estando 4 de ellos en un coche esperando a otro compañero, en la esquina de Elektra, Circunvalación, llegó la patrulla # 34, con los elementos, Adán Méndez C. y Vicente Jacinto H., a tratarlos de detener por sospechosos y andar en la calle, en el “toque de queda decretado por el alcalde, Igor Roji”, y con lujo de violencia y prepotencia trataron de sacar del coche a una dama que es la que conducía, ante esta situación intervino Comisión de Derechos Humanos, para que lo liberaran.

Los hechos que se suscitaron en la mañana del miércoles, cuando los 4 empleados del INEGI, se encontraban en Circunvalación y prolongación de Norte 4, en espera de un compañero para ir a trabajar a encuestar a Mariano Escobedo, La Perla y Ixhuatlancillo, y a pesar de andar debidamente identificados por la dependencia del gobierno federal, llegaron los elementos Adán Méndez C. y Vicente Jacinto H., en la patrulla #34, para tratarlos de someter con exceso de fuerza, porque tal parece que querían para su café mañanero, esta clase de policías salvaguardan y protegen a los orizabeños, sin un ápice de lo que es el libre tránsito que tenemos los ciudadanos a pesar de lo que ellos dicen que “el alcalde Igor Roji, decretó toque de queda”, que en principios no saben ni lo que es eso, ni cuando se implementa, pero como son ignorantes de estos protocolos, les da derecho a detener a toda la persona que anda en la calle.

La Comisión de Derechos Humanos, tuvo que intervenir en este suceso y hablar con el alcalde, Igor Roji, para que controlara a sus elementos policíacos, que supuestamente son los mejores del estado de Veracruz, quienes se encontraban como energúmenos y con lujo de prepotencia se querían llevar a la cárcel, a los 4 empleados del INEGI, a una fémina la querían sacar a golpes del coche que conducía, mientras a los otros ya los querían subir a la patrulla, tanto fue su agresividad de estos “jenízaros”, que si no es por la CDH, detienen a los pobres trabajadores.

Solamente una acotación al alcalde Orizaba, Igor Roji, que le explique a todos sus elementos policíacos, lo que es la emergencia que emitió de solo andar en la calle para ir a trabajar y para urgencias médicas, y que les explique que es un estado de sitio, (es un régimen de excepción que debe ser impuesto por el poder ejecutivo, en particular por el jefe de Estado, y con la autorización del órgano legislativo correspondiente a ejecutarlo) tan fácil es buscar en Google, para que no se tomen atribuciones que no les compete.

El pasado sábado por la mañana atrás de la iglesia del Espinal los muchachos del alcalde Igor Roji golpearon a un trabajador de esa misma colonia salvajemente por sospechoso el afectado ya presentó cargos contra estos elementos de la Policía Municipal de Orizaba