Antonio Hernández

Orizaba Ver.- La tarde de hoy en rueda de prensa ofrecida en el marco de la audiencia de los seis policías municipales implicados en el asesinato de los jóvenes orizabeños, el director de Gobernación Juan Ramón Herebia, quien fuera señalado por la madre de las víctimas de alterar la escena del crimen, dijo que pedirá licencia y que está ya fue aceptada por el alcalde de Orizaba, Igor Rojí.

El director de Gobernación con licencia se considera víctima de señalamientos y manifestaciones de odio “nunca antes vistas”. El funcionario mencionó que “se ha desatado una vorágine donde el anonimato y la cobardía se escudan en las redes sociales, teniendo como resultado dañar lo que con mucho esfuerzo se ha construido”.

Concluyó afirmando que tiene plena confianza en las instituciones y la justicia, por lo que acatará los resultados de la Fiscalía, “hasta sus últimas consecuencias”.

En pocas palabras, nuestro ex director de gobernación es un cínico, corrupto, mentiroso y cobarde que se auto cataloga de víctima.

No señor Juan Ramón Herebia, no son cobardes ni anónimos los señalamientos que le hacen, la misma madre de los dos jóvenes acribillados lo señala de alterar la escena del crimen y no socorrer a los hermanos baleados.

Si lo hizo esta ocasión, ¿quién nos garantiza que no es su modus operandi y que lo ha hecho anteriormente? En sus manos estaba nuestra (in)seguridad.

Contenido Patrocinado





Fuente: Es Noticia