El sexenio de Enrique Peña Nieto se encuentra hoy en día plagado de investigaciones en varios sectores que son acusados de corrupción. El pasado 30 de julio se dio a conocer que en temas de seguridad nacional, las autoridades de ese entonces habrían sobrepasado el presupuesto asignado hasta 7 mil %, sin que se comprobara el destino de ese dinero.Para el periodo de Peña Nieto se asignaron un total de 40 mil 009 millones 807 mil 763 pesos destinados a temas de seguridad nacional, principalmente a la lucha contra el crimen organizado.

Pero, de acuerdo con una investigación realizada por el periódico Milenio, ese dinero terminaría en la Secretaría de Gobernación, liderada en aquel momento por Miguel Ángel Osorio Chong y habrían sido dirigidos a una partida presupuestal que impidió al ojo público conocer su destino, actos que hoy son investigados por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Secretaría de la Función Pública.

El periodista Víctor Hugo Michel destacó que a esa partida se le conoce como 33701, la cual ha comenzado a tener vigor durante el sexenio de Felipe Calderon para financiar misiones secretas, informantes, espías y otras actividades consideradas de riesgo por ser importantes para la seguridad nacional.

Así fue como año con año, la administración peñista podría haber gastado más dinero del que le habían autorizado. Al final de la administración el presupuesto 810 millones 578 mil 971 pesos se rebasaría hasta un 7 mil %. Lo que implicaría una diferencia de 39 mil 199 millones 228 mil 792 pesos durante los seis años que gobernó el priista.

Documentos de transparencia obtenidos por el medio mexicano demostraron que las explicaciones sobre el paradero del dinero serían escasas e imprecisas. Entre las polémicas adquisiciones que se hicieron bajo este precepto se encuentra el software de espionaje Rafael que, desde el pasado mes de diciembre, es objeto de investigación, tal como lo declaró el actual secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, quien también aseguró que el tema se encontraba en litigio al interior de la Policía Federal.

Fuente: Agencias

loading...