ARGENTINA.- Una pareja gay cumplió su sueño y adoptó a una bebé que había sido rechazada por 10 familias. ¿La razón? Era portadora de VIH.

Ariel Vijarra y Damián Pighin se convirtieron en la primera pareja que contrajo matrimonio en la provincia de Santa Fe, Argentina, durante el año 2012.

Desde el momento en el que se casaron, se inscribieron al Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos. Como plazo estipularon dos años para volverse padres. Sin embargo, esto no fue tan sencillo.

Durante su inscripción colocaron que no les importaba el sexo, sólo querían que tuviera como edad límite los cinco años.

En el primer año no recibieron ningún mensaje, así que extendieron la posibilidad de adoptar a alguien que tuviera hasta 14. Incluso abrieron seleccionaron la opción de adoptar a hermanos.

​Sin embargo, fue hasta el año 2014 que recibieron una llamada del Registro Único. Un funcionario les dijo que había una bebé de 28 días de nacida que podría ser adoptada.

“Nos explicó que la beba tenía VIH porque la progenitora, que la parió y la abandonó en neonatología, padecía esa enfermedad. Nos consultó si estábamos seguros de iniciar los trámites de adopción y nos sugirió que lo pensáramos bien antes de aceptar. Pero nosotros nunca lo dudamos y lo primero que le pedimos fue que nos autorizara a conocerla ese mismo día”, indicó Ariel.

El primer contacto entre los tres fue fundamental. La tomaron entre sus brazos para darle leche desde el biberón y notaron que ella se sentía cómoda.

“Apenas la vi, sentí que era mi vida. La conexión fue inmediata. Era muy chiquita y pesaba muy poquito. La tuvimos en brazos, le dimos la mamadera y nos miraba con los ojos bien abiertos y sin llorar”, comentó Damián.

En ese instante la enfermera la enfermera les dijo que la niña había sido rechazada por 10 familias por los problemas de salud que esta padecía. Sin importar fue adoptada.

Con el paso del tiempo la niña fue ganando peso. Le pusieron Olivia. Cuatro meses después ambos recibieron otra noticia. Una mujer deseaba entregarles su hija en adopción.

“Fue una locura. Imagínate que al término de 4 meses logramos convertirnos en padres por partida doble. La vida nos estaba premiando con Victoria después de tanta lucha, perseverancia y desazón”, indicó Ariel.

Al paso de un año llegó una gran noticia a sus días. Fueron contactados por el hospital de Santa Fe.

“Al año y medio de haber nacido, los infectólogos nos confirmaron que todos los estudios hechos le habían dado negativo. No tenía VIH, estaba sana. Fue una elegida por Dios, algo inexplicable”, comentó Damián.

El día de ayer Olivia cumplió cinco años. Victoria, la otra niña adoptada, cumplirá años el próximo 6 de febrero. Ambas asisten a la misma escuela.

Actualmente la pareja lleva juntos 15 años.

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe {
width: 100% !important;
}

Fuente: Es Noticia Veracruz