https://platform.twitter.com/widgets.js

ESTADOS UNIDOS.- Los conflictos en los que se envuelven los vegetarianos, veganos o protectores de los animales se intensifican cada vez más debido a que han adoptado posturas que son consideradas radicales por muchas personas. Por supuesto, esta forma de conducirse genera enfrentamientos entre los que comen productos de origen animal y los que no.

Ejemplos de esto hay muchos: uno de ellos, el de los activistas que entraron a una granja para salvar a conejos que estaban siendo explotados en ella, pero no calcularon las consecuencias, y el acto terminó con decenas de animales muertos.

Menos trágica, pero igual de irreal resultó la historia de una mujer que emprendió acciones legales contra sus vecinos por usar el patio para hacer carne asada, lo que a ella le molestaba. En lugar de conseguir algo positivo, la detractora de los alimentos de origen animal terminó sufriendo bullying en redes sociales.

Contando historias de este tipo podríamos pasar un buen rato, pero ahora hay una nueva de la que queremos hablar. Resulta que en los primeros días de septiembre de este año, un grupo de animalistas decidieron manifestarse afuera de un McDonald’s ubicado en Frederiksberg, Dinamarca; simplemente se pararon en la calle e impidieron que los clientes pasaran.

Todo transcurría sin contratiempos en la manifestación pacífica, cuando un hombre (seguramente muy hambriento) llegó al lugar y simplemente tomó la decisión de pasar; por supuesto, no se lo permitieron así que él empujó a la gente que aun con ello trató de impedirle que siguiera avanzando

Aunque mucha gente ha criticado al hombre por agredir en lugar de ir a buscar otro restaurante, la realidad que se ve en el video es que sólo caminó, quienes le impidieron caminar y comenzaron a jalonearlo fueron los manifestantes. Posteriormente él comenzó a gritar y amenazó a algunos que prefirieron hacerse a un lado.

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe {
width: 100% !important;
}