Misantla. Ver.- Prostitución de internas con los mismos internos, por cobros que van desde los 500 y hasta 1000 pesos, supuestos sobornos por privilegios, la operación de bandas criminales, vía telefónica desde las casetas, como extorsionadores, secuestradores, bajo la protección del director de la Penitenciaría del Distrito de Misantla, Rolando G. están circulando en audios de familiares de personas privadas de su libertad, en este penal.

En un audio, donde el denunciante solicita su derecho de secrecía, denunció de forma directa y con abundantes detalles, una serie de excesos que están siendo solapados por autoridades del gobierno de Veracruz y de la Comisión de los Derechos Humanos.

El audio, proveniente desde la ciudad de Martínez de la Torre, municipio del Distrito Judicial de Misantla, en el se hace el presunto señalamiento de la cuota de 2 mil pesos semanales a Wulfrano Hernández C alias «El Panadero», quien está recluido en esta Penitenciaría, además de los 20 mil pesos qué logra reunir el director de las supuestas talachas (limpiar mugre y excremento), que toda persona privada de su libertad logra evitar pagando una cuota misma que se incrementa a secuestradores.

Trasciende además, la cuota qué recibe el director por parte de M Alberto M. quien tiene a cargo la fonda, le cobra bajo fuertes amenazas 5 mil pesos, todo en coordinación con L Antonio G Almeida, sujeto privado de su libertad.

Se expone además que el interno, L Antonio G Almeida, es esposo de una sobrina de Pepe de la Torre (actual presidente municipal de Martínez de la Torre, Veracruz) , a quien según el diirector del penal, le cede hasta una semana de visita conyugal, a este mismo sujeto se le ofrece en prostitución a una misma interna de nombre Elizabet R. quien ya se quejó con sus familiares, pese al peligro que la denuncia implica.

«La entrada de frutas, fue prohibida por el director del penal Rolando G, ya que este es el negocio de él mismo, en el interior,» señalan.

Trascendió qué J Antonio R. entre otros que ingresaron con integrantes de bandas de extorsionadores, según el audio y algunas entrevistas es quien tiene el control de las llamadas de las casetas tefonicas para operar con miembros que desde el exterior exigen cuotas, extorsionan y lanzan fuertes amenazas de secuestro, entre comerciantes, ganaderos, maestros y familias, entre estas, muchos han tenido qué huir de Misantla y la región.

Según, las quejas ya han sido puestas en manos de la Comisión de los Derechos Humanos y Servicios Internos de la Dirección General de Reinserción Social, sin embargo, los denunciantes aseguran que no hay la más mínima respuesta