ARGENTINA.- Luego de 8 años de cometer el vil acto, un camillero que trabajaba en el Hospital Cosme Argerich, Argentina, fue condenado a siete años de prisión por abusar sexualmente de una mujer embarazada que había llegado al nosocomio para ser atendida.

La medida interpuesta al hombre identificado por las iniciales S.T.B. fue ratificada por la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, dado que su sentencia ya había sido dictada en 2016 por un tribunal.

El lamentable hecho ocurrió el 10 de febrero de 2011 cuando una mujer de 26 años, embarazada de siete meses, llegó al hospital público ubicado en el barrio de La Boca por unas dolencias.

Según el fallo judicial, allí fue recibida por el camillero, de entonces 42 años, quien se ofreció a llevarla a uno de los consultorios. Durante ese traslado aprovechó para abusar sexualmente de ella en uno de los ascensores, concluyeron los jueces, informó el medio argentino El Clarín.

La defensa del hombre argumentó que no se trató de una violación, sino de una relación consentida a cambio de un monto económico, utilizando como prueba el avanzado estado de embarazo de la mujer y alegando que no presentaba lesiones.

En contraposición, la parte denunciante aseguró que intentó escaparse, pero que se quedó en “estado de shock” debido a que había sufrido de abuso cuando era pequeña.

Sin embargo, la Sala II de Casación se encargó de desestimar estas supuestas pruebas afirmando que “la tesis según la cual le ofreció sexo a cambio de dinero no solo no fue corroborada, sino que ha sido absolutamente desacreditada”.

.fb_iframe_widget_fluid_desktop iframe {
width: 100% !important;
}