loading...

loading...

El “exceso de mortalidad” en las actas de defunción indica que las muertes por Covid son el triple de las que reconoce el gobierno. En entrevista el analista de datos Mario Romero cuenta cómo llegó a esa conclusión.

El 25 de julio de 2020, la conferencia vespertina sobre la Covid-19 tenía malas noticias para México. Para anunciarlas se presentó en el templete de Palacio Nacional un hombre distinto al que el país suele ver al frente de esas explicaciones: el doctor Ruy López Ridaura apareció en sustitución del subsecretario Hugo López-Gatell.

Aquel sábado se revelaría, en ausencia del “arquitecto” de la estrategia contra la pandemia, la respuesta a la pregunta que millones se hacen desde que apareció el primer muerto por el nuevo coronavirus en los registros oficiales: ¿cuántos muertos van en realidad?

La clave estaba en una serie de presentaciones bajo el título “Grupo Interinstitucional para la Estimación del Exceso de Mortalidad”, es decir, los hallazgos de un grupo de científicos al comparar cuántas personas habían muerto en México desde el inicio de la pandemia (28 de febrero) y hasta el 28 de junio de 2020 respecto a años anteriores. El cálculo sólo tomó en cuenta a 20 de las 32 entidades federativas.

Al comparar esos fallecimientos se descubrió que, durante el periodo de la pandemia, habían fallecido 71 mil 315 personas más que en otros años, pero solo 20 mil 044 estaban reconocidas en el conteo del gobierno como muertes por Covid-19.

Es decir, el gobierno mexicano reconocía que había un “exceso” de 51 mil 271 muertos atípicos, de los cuales no había hecho público cómo habían muerto. Sólo 20 mil 044 tenían actas de defunción con Covid-19 como causa de muerte.

Al sumar y restar esas cifras apareció un dato escalofriante: el exceso de mortalidad era 3.5 veces superior al número de decesos por Covid-19 publicado diariamente por la Secretaría de Salud. Ese 25 de julio, en la conferencia, se dio la cifra de 43 mil 374 fallecidos en todo el país por la pandemia.

Si se aplica el mismo criterio, entonces, ese 25 de julio, México ya tenía alrededor de 151 mil decesos por la pandemia.

Aquello era la confirmación de un cálculo que ya habían hecho dos investigadores: Mario Romero y Laurianne Despeghel, analistas de datos, cuyo trabajo había arrinconado al gobierno hasta esa tarde del 25 de julio de 2020, cuando debieron admitir que por cada muerto oficial del nuevo coronavirus, en realidad habría tres más.

The post A LOS MUERTOS POR COVID-19 HAY QUE MULTIPLICARLOS POR TRES: ANALISTA appeared first on Es Noticia Veracruz.

loading...